Actividades de ocio en Zaragoza. Entretenimiento y diversión en la sala de escapismo con diferentes juegos de escape en vivo para parejas y grupos de familiares o empresas en Zaragoza.

La cuadratura del círculo. Room Escape

Algo que siempre buscamos por naturaleza es la superación, tratar de llevar nuestras posibilidades hasta el límite para tener el mejor producto que ofrecer. Si esto que habéis leído os plantea dudas, es porque las tiene. Si precisamente algo nos define como seres humanos es la diversidad y complejidad de nuestras propias motivaciones, por ello algo que a priori debería ser a lo que cualquiera aspirará (ser los mejores) no se cumple ni en la vida ni el room escape.

Nuestra manera de pensar tiende a ser ambiciosa y buscar por donde andan esos límites que comentábamos. Modestamente hemos de reconocer que seguramente no estemos cerca de ellos, pero trabajo y constancia no dejamos de tener para tratar de superarnos.

Con esta idea en la mente, estamos seguros que muchos de vosotros amantes del room escape, os habréis encontrado experiencia de un lado y de otro. Seguro que en más de una ocasión pensasteis, que pena que el creador no haya optado por otro tipo de pruebas para conseguir un mejor final o lástima que no haya invertido algo más para hacer más verosímil la historia que estabais viviendo.

¿Qué mas?

Por el contrario es posible que en ocasiones os hayan sorprendido positivamente con giros argumentales durante el juego o con grandes efectos que os han sacado esa sonrisilla, pensando que grande es este tío, como ha conseguido hacer esto o hacerme sentir así en un juego.

Esta segunda vertiente es sin duda la de creadores que han explorado esos límites, puede que se trate de un talento innato, pero normalmente viene dado por el trabajo constante y las ganas de aprender y modificar tu propuesta inicial.

Así es como consideramos que se consigue algo en el mundillo del room escape, con constancia, con trabajo duro y sobre todo mucha autocritica en tus propias ideas. Pues puede ser que no funcionen tan bien para la gente como lo hacían en tu cabeza.

El trabajo bien hecho

Es ahí donde radica un trabajo bien hecho, no son solo grandes inversiones económicas, que obviamente ayudan a conseguir un buen resultado, son un gran atajo. Pero creemos que oportunamente coordinadas con buenas ideas y ganas de superación, incluso una parte de esa aportación económica puede ser suplida.

Esta sería la retorcida manera de conseguir la cuadratura del círculo en una sala de room escape, tratar de hacer vivir emociones, experiencias, y todo ello con el trabajo y sudor de la frente de creadores que se atrevan a innovar a arriesgar. Y sobre todo a aprender, a jugar y ver lo que otros compañeros crean, con el afán, no de copiar sino de superar, de formarse y saber hacia dónde va el room escape. Esa es nuestra escuela y debemos ser aplicados.

Organización, organización!!

Si normalmente el ser humano es despistado por naturaleza, tenemos comprobado que en una sala por naturaleza te despistas y no llevas una correcta organizacion. Por más miembros que componga el equipo y por más atento que se pretenda estar, resulta casi imposible estar a todo lo que vas encontrándote en una sala.

Es por ello que se hace imprescindible ser absolutamente ordenado, intentar tener controlados todos los elementos que vayamos encontrando. Y es que una máxima no escrita, pero aplicable a casi todos los room escape, es un objeto un uso. Por ello si conseguimos organizarnos seremos capaces de arañar mucho tiempo al crono.

Observar y clasificar

Y es que tenemos más que comprobado que los grupos pierden buena parte de los 60 o 90 minutos de la misión en comentar y preguntar si ya se ha mirado en cierto sitio o si ya se ha usado cierto objeto. Por ello resulta vitar ir clasificando los objetos en la sala en base a la importancia y uso de los mismos. No debemos desechar nada que no haya sido utilizado. Como los jugadores ya sabéis la gracia de estos juegos es dar a los objetos usos que no se corresponden con su función habitual.

Sería una forma perfecta de organizarse decidir en cuanto se entre al room y en equipo donde ir dejando los objeto utilizados y los que no. Esta decisión que solo tardará unos segundos en tomarse puede luego darnos muchos minutos extras. Y es que de un solo vistazo todos los miembros del equipo sabrán lo que resta por ser utilizado y todo junto. Esa visión de conjunto puede ser crucial para que a uno de ellos se le ocurra como avanzar en un momento de bloqueo.

Así pues se hace como decimos vital la organización del equipo. Y es que por más que la premisa básica de un room escape sea trabajar en equipo, todos tendemos a expandirnos en cuanto se cierra la puerta detrás de nosotros. Así que al menos de esta forma tratemos de ponernos más obstáculos entre el propio equipo.

La importancia del orden

Eso si cuidado con cumplir esta premisa y no mezclar los objetos utilizados con los que no lo están, o es caos será peor. Y sobre todo el tiempo que perdamos decidiendo y recordando si se usó o no, hará que toda la estrategia organizativa pierda la eficacia que pretendíamos.

En definitiva y aunque resulte imposible de creer siendo organizados y jugando con tranquilad, es mucho más factible que la partida salga rodada, solo los equipos vendaval que al menos siguen estas técnicas de organización consiguen grandes tiempos en las misiones. Pero finalmente como jugar siempre es decisión de cada equipo, pero al menos os aconsejamos que seáis organizados, que además a nosotros nos viene bien para luego montar, jejeje J

Mal-temáticas de los juegos de escape

Pudiera parecer que en este artículo fuésemos a debatir sobre el uso o incluso abuso que algunas veces se hace de las operaciones matemáticas en una sala de escape, pero eso lo dejamos para otro post, las ideas vienen y van cuando uno piensa en los room escape. Pero sobre lo que de verdad hablaremos hoy es sobre las mal-temáticas, y como una buena o mala decisión sobre el tema o la historia puede pesar como una losa en el escapista que viene a una sala.

Influencias

Los videojuegos, las películas y los libros, nos han hecho muchas veces estrujar nuestro cerebro para averiguar quién es el asesino del caso, a cuánto asciende el botín robado, como escaparon de aquella celda de alta seguridad o como descifraron los enigmas de aquella cámara egipcia. Con estas ideas en nuestra mente es casi obligatorio que todos estos temas pasen a la vida real en el mundo del room escape, y la gran mayoría de las salas se basen, con mayor o menor acierto, en estas apasionantes tramas, que a todos nos gustaría vivir en primera persona, no? Pues deseo concedido!

El problema es cuando a una buena temática, como lo son todas las comentadas antes, bien por presupuesto o bien por falta de ideas, no se defiende como se merece. Y es que puede que un tema sea muy utilizado, pero bien ejecutado y con ideas originales, que siempre existen, lo hará destacar sobre el resto y conseguirá que el jugador lo disfrute como si nunca lo hubiera visto antes. Todos los aspectos son importantes para conseguir este efecto, pero creemos que lo importante son los pequeños detalles, que son siempre los que marcan la diferencia, y en el mundo room escape, no iba a ser una excepción.

Documentarse bien, lo primero

Es muy importante impregnarse bien del tema, de la historia que queremos reproducir y a la que queremos transportar a nuestros clientes, para ello es imprescindible saber muy bien el contexto en el que queremos basarnos, la etapa histórica en que se desarrolla, y conocer bien aquellos inventos importantes que ya existen y aquellos que no, para no cometer errores graves. Un detalle como no dar un boli publicitario en el antiguo Egipto o una linterna de pilas en plena Edad Media, se agradece bastante, y siempre existen medios para solucionar esas necesidades. Está claro que camuflar micros, cámaras y aires acondicionados es complicado, pero con un poco de ingenio todo tiene solución y se agradece mucho en el resultado final, pues cada elemento de este tipo que invasivamente se ve en la sala, puede restar realismo a la experiencia que queremos ofrecer.

Obviamente ser arriesgado y buscar temáticas nuevas que no se han desarrollado, es un arma de doble filo, que con buenos mimbres e ideas originales puede ser todo un acierto, pero que en manos aventureras y sin un criterio bien asentado en proyectos anteriores puede provocar todo un fracaso, que no solo perjudicará a su sala, sino a esa temática en general que puede verse estigmatizada para el resto de creadores que quieran o se vean capaces de desarrollarla en mejores condiciones.

La selección del jugador

Por otra parte existen también las malas temáticas, suelen ser aquellas que pretenden hacer un refrito de varias buscando la sala perfecta y acaba saliendo un batiburrillo de pruebas sin sentido o aquellas que buscando dirigirse a un público muy concreto y minoritario que acaban teniendo que renunciar a su propio tema ante la escasez de público y perdiendo por tanto toda la esencia para la que fueron creadas, por no hablar de aquellas con temas Made in creador, que únicamente en su cabeza tienen algo del sentido que intentan venderte.

En definitiva, la temática en la que inspirar una sala es el punto de partida de todo el proyecto de tu room escape, y sin esa idea base embarcarse en la aventura sin más, no suele tener los resultados esperados, así que pensar y repensar, creemos lo que nos gusta, pues siempre es más fácil basarnos en lo que nos gusta, y adaptémoslo al gran público, al menos luego si algo va mal, sabremos que el error no ha sido de base, no habrá sido un problema “maltemático”.