Entradas

Perfiles room escape

Los peores tipos de jugador para un escape room

Una de las máximas del escapismo es el juego en equipo. Por tanto, los integrantes de cada grupo que se aventuran a jugar una partida deben ser una piña. Debemos dar todo de nosotros mismos y, de ello se desprende que hay jugadores de todo tipo. Y hoy te vamos a hablar de los peores tipos de jugador para un escape room.

Jugadores tóxicos en las salas de escapismo

Dependiendo de la personalidad de tus amigos es más que probable que puedas intuir si sería un buen compañero de room escape. Te contamos un poquito sobre los peores jugadores de escapismo que te puedes encontrar, para que te andes con ojo.

Extraterrestre

Una persona que dificulta muchísimo la sesión, no por su comportamiento sino por sus hipótesis. Todo lo sencillo le parece demasiado… eso, ¡sencillo! Buscas explicaciones difíciles, de las que no se aplican prácticamente en ningún tipo de dificultad en los juegos de escapismo, y consigue darles forma hasta que el equipo ve sus consideraciones como adecuadas, desechando las sencillas, evidentes… y correctas.

Persona complicada

Criss Angel

Se trata de un amante de los candados. En el room escape los candados son muy recurridos, sí, pero no son las únicas pistas de las salas, y más en la actualidad, pues estamos en continua renovación.

Este jugador se aferra a la idea de que salir de allí consiste abrir todos los candados y no hay quien le saque de eso. El problema es que en la mayoría de ocasiones suele tener razón, pero, por supuesto, la aventura pasa por otras muchas cosas antes y el Criss Angel de turno las niega y pasa por alto por lo cual se podría decir que prácticamente el grupo pierde un integrante para realizar el evento.

Personalidad cerrada

Además, como muchos candados se abren fruto del resultado del resto de pistas ni siquiera va a poder hacer “su trabajo”.

Maniquí

Este jugador va a interactuar con el entorno lo mismo que un maniquí… nada. Bueno, lo mimo no, pero casi.

Puede ser por timidez, por haber entrado sin tener ni idea de donde lo lleváis, por no gustarle el juego y simplemente querer estar con los amigos… En este caso os recomendamos que se lea las preguntas frecuentes de nuestro room escape y obtenga el conocimiento que necesita.

Sea como sea, esa persona no se siente a gusto en el lugar, lo cual va a dificultar mucho la interacción con el resto y no va a servir de mucha ayuda que digamos. Eso sí, sus aportaciones, aunque mínimas, tenderán a ser realmente útiles, pues sólo hablará cuando realmente considere que lo que va a decir tiene sentido.

Maniqui con lupa

Cabecilla

Es la persona que está al mando. En casi todos los grupos existe alguien así: en la familia, en el trabajo, entre los amigos… Sin embargo, en un juego  de escape en vivo donde el trabajo en equipo es primordial, este tipo de personas no tiene cabida.

¿Por qué? Porque toman el mando y, poco a poco y sin que nadie se dé cuenta, va haciendo que los demás se muevan a su son. Esto no sería malo si no puese por el hecho de que sólo se van a tener en cuenta las pistas que encuentre él, porque el resto estará tan concentrado en hacer lo que él pide que irá pasando cosas por alto sin darse cuenta.

Como ves, realizar una aventura de escape room requiere de un alto grado de trabajo en equipo y de un personalidad muy particular. Si crees que, por como son tus conocidos, podrían llegar a desarrollar alguno de estos personajes, DEFINITIVAMENTE, no vivas con ellas una aventura de escapismo, no merece la pena. ¿No es tu caso? ¡Pues puedes reservar para jugar en nuestro room escape ya mismo!